La inspección del revestimiento de asbesto-cemento

por Nick Gromicko y Ethan Ward

 
El asbesto-cemento es un material compuesto que consiste del cemento Portland reforzado con fibras de asbesto. Cuando los fabricantes encontraron las maneras a producir un revestimiento utilizando el asbesto-cemento, se hizo muy popular por un número de años antes de ser prohibido en los Estados Unidos en los años 70. Los inspectores de InterNACHI pueden encontrar esta forma de revestimiento exterior durante sus inspecciones. Ambos los inspectores y los propietarios pueden beneficiar de saber más sobre cómo se aplican los riesgos conocidos de salud causados por el asbesto al revestimiento de asbesto-cemento, también, igual que algunos problemas comunes y asuntos asociados con el daño y deterioro del material.
 

Su historia

El asbesto-cemento primero llego a su uso como un revestimiento exterior después de 1907, cuando un ingeniero austriaco Ludwid Hatschek encontró una manera para formar el material a capas, permitiéndolo a ser fabricado como revestimiento y tablillas. Por los años 1920, la NBFU (junta nacional de los aseguradores de incendios) recomendaron que el asbesto-cemento reemplace la madera como el material de revestimiento y para el techado por sus propiedades superiores de resistencia a fuego. Esta recomendación de una junta de seguro conocida nacionalmente contribuyó a un aumento en ventas y, por los años 40, cientos de miles de casas en los Estados Unidos habían sido construidas utilizando el revestimiento de asbesto-cemento.

Durante los fines de los años 60 y a principios de los años 70, sin embargo, los medios de comunicación empezaron a reportar sobre los riesgos de la salud asociado con asbesto. Con el aumento de los reportajes, se crecieron las preocupaciones, y por lo tanto el gobierno federal tomó la acción y, en 1973, el EPA prohibió el uso del asbesto en la manufactura de los productos de construcción.

Los riesgos de la salud asociados con el asbesto-cemento

Las fibras de asbesto son un peligro probado para la salud si inhaladas. El polvo de asbesto es una causa conocida de un tipo de cáncer pulmonar llamado asbestosis. Mesotelioma, otra forma fatal de cáncer que ataca los órganos internos, también puede ser causado por la exposición al asbesto. Sin embargo, el revestimiento de asbesto-cemento que ha sido instalado correctamente y no está en un estado de descomposición, no presenta ningún riesgo de la salud en la medida que se queda sin ser interrumpido. Esto es porque el cemento se pega con las fibras de asbesto y previene su liberación al aire, bajo el uso y mantenimiento normal.

El EPA considera el asbesto a ser un peligro cuando está en un estado friable, significando que se puede ser desmenuzado, aplastado o pulverizado por la presión manual. El asbesto aplastado en una forma pulverulenta puede permitir sus partículas a pasar al aire y ser inhaladas, causando problemas potenciales de la salud. Los productos de asbesto-cemento que no están en un estado friable no son considerados peligrosos. El único peligro potencial es cuando el cemento es interrumpido en una manera que causa al asbesto a pasar al aire.

Si las actividades mecánicas desempeñadas en el revestimiento, tal como astillar, serrar, pulverizar o pulir, permiten a las partículas a pasar al aire, entonces el cemento es considerado a estar en un estado friable y, consiguientemente, ser peligroso.

Las ventajas

  • El revestimiento de asbesto-cemento es muy resistente a fuego y no quemará o fundirá como los revestimientos de vinilo y madera.
  • Se resiste los daños causados por las termitas.
  • Se resiste la descomposición.
  • Se ha sido fabricado con texturas intentadas a simular la apariencia de otros materiales de revestimiento, tal como la madera fina.
  • Es bastante fácil para limpiar y mantener.
  • A diferencia de los materiales más porosos, tal como el listón de madera, el revestimiento de asbesto-cemento no absorberá la pintura tan rápido, cual lo permite a ser pintado más fácilmente.

Las desventajas

  • El revestimiento de asbesto-cemento es muy quebradizo y puede ser astillado, resquebrajado o roto fácilmente.
  • El uso de una arandela de presión para el mantenimiento puede agrietar el revestimiento y causar la intrusión de humedad, si el ajuste de presión es suficientemente alto.
  • El asbesto-cemento puede ser peligroso si es pulverizado por serrar, pulir, romper, etc.
  • Es difícil de encontrar el revestimiento de sustitución para arreglos.
  • Este producto no puede ser renovado, a diferencia de otras formas de revestimiento. El listón de madera, por ejemplo, puede ser pulido y pintado de nuevo, y las tablillas de cedro pueden ser arenadas y teñidos de nuevo. Los dos métodos pueden restablecer la madera casi a su estado original. Pero esto no es posible con el revestimiento de asbesto-cemento.
  • Ya  no es considerado estéticamente deseable.

El mantenimiento

El daño y deterioro puede provocar asuntos estructurales y de la salud, por lo tanto el mantenimiento de los materiales de asbesto-cemento para construcción es la preocupación primordial. Es importante mantener limpio el revestimiento y desempeñar cualquier arreglo pequeño lo antes posible cuando es necesario.

El revestimiento de asbesto-cemento es bastante quebradizo y tiene poca resistencia a grietas, astillados y daños causados por el impacto, cuales pueden causar partículas de asbesto a pasar al aire. El daño al revestimiento también puede resultar en otros daños relacionados a la intrusión de humedad. Las áreas dañadas no pueden ser arregladas pero pueden ser reemplazados con cemento sin fibras de asbesto por un profesional. Los materiales de cemento con fibra especial han sido manufacturados para arreglos que son intentados a imitar la apariencia del revestimiento de asbesto-cemento.

Las características de ajardinar, tal como una fila de arbustos, puede ser incorporado alrededor de la casa para ayudar proteger el revestimiento contra los daños causados por el impacto.

Unos consejos para la inspección

Aquí están algunos problemas comunes asociados con el revestimiento de cemento-asbesto que los inspectores pueden encontrar:

  • Los astillados y las grietas pueden ocurrir a menudo con este material quebradizo.
  • Los cierres utilizados a mantener el revestimiento en su lugar puede deteriorar en una velocidad más rápida que el revestimiento.
  • La decoloración y manchas pueden ocurrir por la corrosión o el residuo de un material adyacente. La decoloración puede ser normal, pero también puede indicar una reacción química que ha disminuido la durabilidad del material.
  • Como muchos otros productos de cemento, eflorescencia puede aparecer en el revestimiento de asbesto-cemento. Este crecimiento cristalino puede indicar que el agua está pasando a través el material, promoviendo el deterioro del cemento.
  • El crecimiento biológico, tal como el musgo y algas, puede ocurrir si las condiciones son favorables. Este crecimiento puede simular el deterioro de la superficie y mancharla.

Porque fue un material tan popular de revestimiento por muchos años, los inspectores pueden encontrar con frecuencia el revestimiento de asbesto-cemento al inspeccionar los exteriores. Conocer algunos riesgos de la salud asociados con este material puede ser útil al responder a las preguntas de los clientes sobre el asbesto, aunque cualquiera duda especifica debería de ser pasado a un apropiado asistente sanitario profesional. Los propietarios van a querer a contratar a un inspector de InterNACHI para una inspección periódica de este tipo de revestimiento como un parte de mantenimiento anual o regular de su casa.

 

InspectorSeek.com

 
 
Tome el curso gratis en línea de InterNACHI, Cómo desempeñar las inspecciones del exterior.

El asbesto
Más artículos de inspección como este

Inspectopedia