La contención de incendios en los garajes pegados

por Nick Gromicko y Kenton Shepard

 
Un garaje pegado es un garaje que está físicamente pegado a una casa. Los incendios que comienzan en los garajes pegados son más probables a extender a las áreas de vivienda que los incendios que se originan de los garajes independientes. Por esta razón, combinado con la multitud de los materiales inflamables comúnmente encontrados en los garajes, los garajes pegados deberían de ser adecuadamente sellados de las áreas de vivienda. Un garaje (pegado) sellado apropiadamente restringirá inmejorablemente la propagación potencial por lo suficiente para permitir a los ocupantes el tiempo de salir de la casa o del edificio.
 

¿Por qué son los garajes (ambos los pegados y los independientes) unos peligros de incendios?

  • El aceite o la gasolina puede gotear de los coches. Aquellos fluidos se pueden coleccionar desapercibidos y pueden inflamar con el tiempo.
  • Los líquidos inflamables, tal como la gasolina, el aceite y la pintura, son comúnmente guardados en los garajes. Algunos otros ejemplos son el líquido de frenos, el desengrasante, el aceite de motor, el barniz, el líquido para encender el fuego, y otros fluidos que contienen solventes, tal como el disolvente de pintura. Aquellos químicos son inflamables en su forma de fluido, y algunos pueden crear vapores explosivos.
  • Los calentadores y las calderas, cuales son instalados en los garajes con frecuencia, crean chispas que pueden encender humos o fluidos. Las baterías, también, echarán chispas bajo ciertas condiciones.
  • Los proyectos mecánicos o eléctricos de edificios son asumidos con frecuencia en el garaje. Los incendios pueden empezar fácilmente mientras un ocupante poco cuidadoso está soldando cerca de los materiales inflamables.

Las puertas

La edición 2006 del Código Internacional Residencial (IRC) expone lo siguiente a cerca de las puertas que separan los garajes de las áreas de vivienda:

R309.1 La penetración de la abertura

Las aberturas de un garaje privado directamente hacia un cuarto utilizado con los propósitos de dormir no deberían de ser permitidas. Otras aberturas entre el garaje y la residencia deberían de estar equipadas con las puertas de madera maciza que no son menos que 35mm en grosor, puertas de acero con núcleo alveolado o puro no menos que 35mm de grueso, o puertas resistentes al fuego por 20 minutos.

En adición, los inspectores de InterNACHI pueden revisar por los siguientes mientras inspeccionando las puertas que separan los garajes de las áreas de vivienda:

  • Mientras no requerido por el IRC, es útil si hay por lo menos una escalera que sube a la puerta desde el garaje. Los humos de la gasolina y otros gases explosivos son más pesados que el aire, y ellos se acumularán en el nivel de piso. Su entrada debajo de una puerta será demorado por un aumento de elevación.
  • Las puertas deberían de tener sellados apretados alrededor de sus uniones para evitar la filtración de los humos hacia las áreas de vivienda de la casa. El monóxido de carbono, con la misma densidad que el aire (y a menudo más caliente que el aire circundante), subirá fácilmente sobre el base de una puerta elevada y escapar a través de los uniones desellados.
  • Las puertas se deberían de cerrar ellas mismas. Muchos propietarios encuentran aquellas puertas a ser inconvenientes, pero ellas son más seguras que las puertas que pueden ser dejadas abiertas. Mientras este requerimiento ya no está en la lista del IRC, es todavía una recomendación valiosa.
  • Si las puertas tienen ventanas, el vidrio debería de ser resistente al fuego.
  • Las puertas para las mascotas no deberían de ser instaladas en las puertas resistentes al fuego. Aquellas puertas violarán la integridad de una barrera de fuego.

Las paredes y los techos

La edición 2006 del IRC expone lo siguiente sobre las paredes y los techos de garaje:

R309.2 Se requiere la separación

El garaje debería de estar separado de la residencia y su área del desván por tabla de yeso no menos que 12.7mm aplicado al lado del garaje. Los garajes que están debajo de los cuartos habitacionales deberían de estar separados de todos los cuartos habitacionales encima por una tabla de yeso tipo X o equivalente no menos que 15.9mm. Donde está un ensamblaje de piso y techo, la estructura que soporta la separación también debería de estar protegida por una tabla de yeso o equivalente no menos que 12.7mm. Los garajes ubicados menos que 914mm lejos de una unidad de vivienda en el mismo terreno deberían de estar protegidos con una tabla de yeso no menos que 12.7mm aplicado al lado interior de los muros exteriores que están adentro de esta área. Las aberturas en aquellas paredes deberían de ser reguladas por la sección 309.1. Esta provisión no aplica a las paredes de los garajes que están perpendiculares a la pared adyacente de la unidad de vivienda.

En adición, los inspectores pueden revisar por lo siguiente al inspeccionar las paredes y los techos:

  • En los garajes que tienen acceso al ático, una cubierta de escotilla hecha con un material aprobado a ser resistente al fuego debería de proteger este acceso todo el tiempo. Las cubiertas abiertas o perdidas deberían de ser llamadas, tanto como las cubiertas hechas con materiales inflamables, tal como un contrachapado delgado. Las puertas de áticos en garajes deberían de ser construidas del modo que puedan mantener su resistencia por 45 minutos; cualquier borde del contrachapado en ambos la escotilla y el área circundante expuesto a un daño físico están protegidos. La cubierta o la puerta es instalada para que sea permanente (no desmontable) con ferretería para mantenerla en una posición cerrada con ferretería pasadora para mantenerla en una posición cerrada. Esto puede ser desempeñado por el uso de bisagras con resortes, cierra puerta, o ferretería que no la permitirá a ser dejada en una posición abierta cuando no está en uso. Un tipo de perno singular o un corchete no provee un cierre positivo ya que aquellos permitirían que la puerta se quede abierta. También los tornillos para tabiquería seca son “cierres” y no son ferretería y por lo tanto no pueden ser utilizados como los métodos únicos de mantener cerradas las puertas de acceso.
  • El espacio de vivienda está separada del garaje por un cortafuegos que extiende desde el piso al techo. Si el material del techo es resistente al fuego, el cortafuegos puede acabar en el techo.
  • Las uniones de la tabiquería seca deberían de estar selladas o cerradas con cinta. Las uniones deberían de estar colocados de modo en que el espacio no es más que 1/20 pulgada (1.27mm) con las uniones apoyadas por madera maciza o otra capa de tabiquería seca de modo en que las uniones están pasmados.

Los conductos

La edición 2006 del IRC (código internacional residencial) expone lo siguiente sobre los conductos que penetran las paredes y los techos de garajes:

R309.1.1 La penetración de los conductos

Los conductos en el garaje y los conductos que penetran las paredes o los techos que separan la vivienda del garaje deberían de ser construidos con una lámina de acero de mínimo 0.48mm en su medida (núm. 26) u otro material aprobado, y no debería de tener ninguna abertura en el garaje.

Los conductos de ventilación para las secadoras que penetran las paredes de garaje son serios peligros de incendios. Aquellos conductos son generalmente hechos con plástico y se fundirán fácilmente durante un incendio, creando una brecha grande en el cortafuegos.

Los pisos

La edición 2006 del IRC expone lo siguiente sobre los pisos en garajes:

R309.3 La superficie del piso

Las superficies del piso de garaje deberían de ser de un material incombustible aprobado. El área del piso utilizado para el estacionamiento de coches u otros vehículos debería de estar inclinado para facilitar el movimiento de líquidos a un sumidero o hacia la entrada principal.

Los inspectores también se deberían de revisar por lo siguiente:

  • Un freno está presente a lo largo del perímetro del piso de garaje. Este freno está diseñado para prevenir fluidos de entrar las áreas de vivienda de la casa. Los frenos son a menudo barreras útiles para la nieve derretida traída al garaje por los coches, pero los frenos también pueden guardar derramos químicos contenidos en el garaje.
  • Las calderas (de agua) deberían de estar elevadas encima del piso por mínimo 18 pulgadas (45.72cm). Una luz de situación puede encender el fluido derramado o humos inflamables del nivel de piso si la caldera está colocada en el nivel de piso.

A cerca de los artículos colocados en el piso, los inspectores deberían de revisar por lo siguiente:

  • Todos los líquidos inflamables están guardados en contenedores con cierres automáticos, claramente marcados y en cantidades pequeñas. Ellos deberían de estar guardados lejos de calentadores, electrodomésticos, luces de situación y otras fuentes de calor y llama.
  • Los tanques de propano nunca se deberían de ser guardados en el interior. Si ellos se ponen en fuego, una explosión seria puede ocurrir. Los tanques de propano son suficientemente sólidos para ser guardados afuera.
  • El piso debería de estar limpio de revoltijo. Papeles sueltos, fósforos, trapos manchados de aceite, y otros artículos inflamables son peligrosos si están tirados en el piso de garaje.

Unos consejos generales que los inspectores pueden dar a los clientes:

  • Utilizar las bombillas con el vataje apropiado.
  • No sobrecargar tomacorrientes.
  • Pegar al suelo con cinta todos los cables y alambres para que no se retuerzan o sean jalados accidentalmente.

En resumen, los garajes pegados deberían de ser acordonados del espacio de vivienda para que el incendio sea contenido.

 

InspectorSeek.com

 
Más artículos de inspección como este