La inspección de granero

por Nick Gromicko y Kate Tarasenko
 
 

Un granero es un edificio agrícola, típicamente ubicado en un rancho o granja (o un rancho o granja antigua), y es utilizado para una variedad de propósitos, incluyendo:

  • el almacenaje de los vehículos, equipos y provisiones agrícolas;
  • la vivienda para los ganados;
  • el almacenaje de heno y otros abastos de alimentos para los animales; y
  • como un área de trabajo cubierto.

Los inspectores quienes trabajan en las áreas rurales pueden ser pedidos a inspeccionar un granero, pero, antes de hacerlo, ellos deberían de considerar las siguientes dos preguntas:

  1. ¿Está el granero en un clima norteño en donde se nieve?

En los climas nevosos, los arcos largos y no apoyados y la falta de soporte estructural del interior pueden hacer que los techos de granero se hagan vulnerables a derrumbe. La nieve derretida también puede causar presas de hielo y problemas estructurales relacionados con la intrusión de humedad, tanto como el crecimiento de moho.

  1. En una venta de propiedad, (los compradores) ¿se van a utilizar el granero para el mismo propósito que los vendedores o los ocupantes actuales?

No es raro que los clientes compren una propiedad por su entorno pastoril y rustico porque la propiedad incluye a un granero pero luego no utilizar la estructura para su propósito original de ofrecer vivienda a los animales. El comprador puede estar inconsciente de que el granero estaba protegido del ciclo de congelación-descongelación por el calor de cuerpo proveído por los animales que vivían ahí, y la ausencia de los animales y el calentamiento natural que ellos proveían puede causar problemas estructurales y de la fundación, traídos por el clima frío. Si un granero está por ser convertido de una estructura que hospeda a los ganados a un espacio de vivienda para la familia, los propietarios pueden esperar a hacer ciertas modificaciones más allá de aquellos intentados simplemente para lo estético y conveniente.

EPI (PPE)

Al inspeccionar graneros, los inspectores deberían de ponerse el equipo de protección individual (EPI o PPE en inglés), incluso las botas, los guantes y los respiradores, especialmente si la estructura es vieja o poco ventilada. Algunos inspectores se sorprenden de qué tan sucio puede ser el aire de un granero, reportando que uno hasta se puede saber amoníaco o polvo en el aire. Aquellos pueden ser el resultado de los desechos persistentes de animales, un fracaso de limpiar y mantener adecuadamente el interior de la estructura, y/o un fracaso de hacer arreglos a la estructura misma.

Los peligros

Adentro y alrededor del granero, los inspectores pueden buscar por las siguientes cuestiones:

  • daños causados por el coceo de caballos u otros ganados;
  • pilotes de estiércol depositados demasiado cerca del exterior del granero;
  • polvo excesivo. Originando principalmente del heno, el polvo se puede molestar a los ojos y los sistemas respiratorios de ambos los humanos y los animales;
  • clavos, astillas y bordes afilados expuestos;
  • luces y receptáculos eléctricos no protegidos con GFCI;
  • alargadores. Es posible que un granero viejo no tenga un sistema eléctrico actualizado, incluyendo la falta de receptáculos o tomacorrientes. Los alargadores pueden sobrecargar el sistema y también actuar como un peligro de traspié;
  • cables eléctricos expuestos que pueden ser alcanzados por animales o niños curiosos;
  • una falta de ventilación o sombra en los corrales, cuales pueden causar que los animales se sobrecalienten; espacio insuficiente en el estante de alimentación para los animales a comer;
  • instrumentos agrícolas, tal como escaleras y herramientas manuales, y maquinaria agrícola almacenada demasiado cerca de los animales o en el sendero de la gente; y
  • peligros de incendio que son particulares a edificaciones y estructuras de granja.

Los graneros contienen inflamables ambos naturales y artificiales. Por esta razón,  los incendios de graneros pueden ser devastadores y salir de control en unos segundos, especialmente si la propiedad está ubicada lejos de socorristas.

Algunos de aquellos peligros de incendio incluyen:

  • telarañas excesivas en los techos y las paredes, especialmente cerca de las fuentes de calor o luz;
  • heno almacenado cerca de las fuentes de calor o luz;
  • artículos plásticos o químicos que pueden potencialmente causar un incendio, si no almacenados adecuadamente. Aquellos artículos incluyen baldes de agua hechos de plástico, bolsas de heno hechas de nylon, alforjas de nylon, letreros plásticos para puestos, e inflamables químicos, tal como herbicidas e insecticidas;   
  • no pararrayos. Los Graneros son a menudo construidos en campos lejos de los árboles y otras estructuras, haciéndolos propensos a rayos e incendios subsiguientes;
  • no extintores; y
  • un campo no mantenido o cortado alrededor del granero.

Sugerencias para los propietarios

Los inspectores pueden sugerir que los propietarios ejercen las siguientes precauciones para asegurar un área segura de granero para ambas la gente y los animales:

  • Las herramientas e instrumentos sueltos pueden causar heridas, por lo tanto ellos deberían de estar asegurados o guardados fuera del camino de los corrales y de los senderos.
  • Las bolsas y los baldes de alimentación deberían de ser vaciados y guardados para prevenir herida y para evitar de crear una fuente fácil y accesible de alimentos para roedores y otras pestes no bienvenidos, cuales son los habitantes naturales en las granjas de todas formas. Lo mismo va para los tazones de agua y comida para los gatos y los perros en la granja.
  • Las mangueras de agua deberían de ser agotadas, enrolladas y colgadas recogidas del suelo.
  • Las astillas y los clavos expuestos deberían de ser quitados o clavados, y los bordes afilados deberían de ser lijados, con las tablas rotas reemplazadas.
  • Los cables eléctricos deberían de correr por conductos y no estar en plena vista.
  • La gasolina, el aceite y otros químicos deberían de ser guardados en contenedores apropiadamente sellados y estar fuera de las áreas de alimentación de los animales para prevenir envenenamiento o contaminación accidental.
  • Los extintores de tipo ABC, cuales pueden apagar peligros incendios químicos y de madera, deberían de ser colocados cada 75 pies (22.86 m), según la Extensión Cooperativa de la Universidad de New Hampshire.
  • El heno es extremadamente inflamable y debería de ser guardado en un edificio separado, si es posible. El heno debería de ser secado antes de su almacenaje, porque el heno mojado produce calor y se puede quemar espontáneamente.
  • Las fuentes de electricidad deberían de estar cubiertas con una capa protectora. Las luces cubiertas con tarros son una instalación común en graneros.
  • Las puertas deberían de cerrar solas para prevenir el escape de los animales de granero y la entrada de los intrusos.
  • Las fuentes portátiles de calor eléctrico deberían de estar apagados y desconectados antes de salir del granero, tanto como estar lejos del cualquier combustible potencial.
  • Las estufas de madera deberían de estar ventiladas adecuadamente, con sus combustibles guardados en un contenedor seguro y en una distancia segura para prevenir una ignición accidental.
  • Las claraboyas y las ventanas deberían de ser revisadas para la intrusión de humedad y las señales del crecimiento de moho.
  • Blanquear las paredes interiores de ladrillo o cemento cada año o más o menos para poder reducir la incidencia de la intrusión de humedad y el crecimiento de moho.
  • Los desechos de animales deberían de ser desalojados del interior por lo menos cada día.
  • Las cintas transportadoras utilizadas para alimentar o para sacar el desecho deberían de ser revisadas con regularidad para asegurar que ellas están libres de la acumulación de aceite y polvo, cual puede causar incendio accidental tanto como mal funcionamiento.
  • El pasto seco y alto puede actuar como astillas para encender fuego, así que un espacio defendible moderado alrededor de las edificaciones debería de ser mantenido.
  • Si leña es utilizada en la casa, debería de estar almacenada en una distancia segura de cualquiera edificación para prevenir la infestación de peste y los riesgos de incendio.
  • Se debería de colocar las esteras de yute en las entradas del granero para limpiar las botas antes de entrar el granero para mantener su piso lo más limpio posible  para prevenir resbaladas.
  • Los graneros deberían de ser limpiados y barridos diariamente, y más a menudo durante el periodo de actividad aumentada, no solo para mantener el suelo libre de resbaladas pero también para mantener pestes y olores no deseados bajo control.               
En resumen, los graneros deberían de ser mantenidos apropiadamente por sus propietarios tanto como ser inspeccionado por peligros de incendios mecánicos y eléctricos por un inspector cualificado de InterNACHI.
 
 

InspectorSeek.com

 
 

Más artículos de inspección como este