Las 10 maneras fáciles de reducir el consumo de energía en su casa

por Nick Gromicko, Ben Gromicko, y Kenton Shepard
 
 

La mayoría de la gente no sabe qué tan fácil es mantener su casa con menos energía, pero aquí en InterNACHI, queremos cambiar eso.  Reducciones drásticas de los costos de la calefacción, la refrigeración y la electricidad pueden ser conseguidas por unos cambios sencillos, cuales la mayoría pueden ser hechos por los propietarios ellos mismos. Por supuesto, para los propietarios quienes quieren tomar la ventaja del conocimiento más reciente y de los sistemas de la eficiencia energética en las casas, los auditores de energía en InterNACHI pueden desempeñar pruebas exhaustivas para encontrar la mejor solución energética para su casa en particular.

¿Para qué hacer su casa más eficiente de energía?  Aquí están unas razones buenas:

  • Los incentivos económicos en la escala local, estatal y federal, por ejemplo, la excepción fiscal, son muy ventajosos para los propietarios en la mayor parte de los Estados Unidos. 
  • Es económico. Se cuesta menos para suministrar las casas que han sido convertidas para ser más eficiente de energía.
  • Se aumenta el nivel de la comodidad en el interior.
  • Se reduce nuestro impacto sobre el cambio del clima. Muchos científicos creen que el excesivo consumo de la energía contribuye considerablemente al calentamiento global.
  • Se reduce la contaminación. La producción convencional de energía introduce los contaminantes que después encuentran su camino al aire, la tierra y los suministros del agua.

1.  Encuentre mejores maneras de calentar y enfriar su casa.

Tanto como la mitad de la electricidad utilizada en las casas va hacia la calefacción y la refrigeración. Las siguientes son unas maneras en las que la cuenta de la electricidad puede ser reducida a través de unos ajustes en los sistemas de calentamiento y enfriamiento:

  • Instale un ventilador de techo. Los ventiladores de techo pueden ser utilizados en vez de los acondicionadores, cuales requieren una cantidad grande de la energía. 
  • Reemplace periódicamente los filtros del aire en los acondicionadores y calefactores.  
  • Fije el termostato en la temperatura apropiada. Específicamente, los termostatos deberían de estar apagados en la noche y cuando no está nadie en la casa. En la mayoría de las casas, alrededor de 2% de la cuenta de calentamiento puede ser ahorrado por cada grado  de termostato que es bajado por mínimo ocho horas cada día. Bajando el termostato de 75° F (24° C) a 70° F (21° C), por ejemplo, ahorra alrededor de 10% del costo de la calefacción.
  • Instale un termostato programable. Un termostato programable ahorra dinero por permitir que los aparatos de calentamiento y enfriamiento bajen automáticamente durante los tiempos en que no está nadie en la casa y en la noche. Los termostatos programables no contienen mercurio, y en algunas zonas de clima, pueden ahorrar hasta $150 por año en los gastos de energía.
  • Instale una estufa de madera o de perdigón. Estas son las fuentes más eficientes de  acaloramiento que los hornos o las calderas.
  • En la noche, las cortinas descorridas sobre las ventanas aislarán mejor el cuarto.

2.  Instale un calentador de agua sin tanque.

Los calentadores de agua de tipo exigente (sin tanque o instantánea) proveen agua caliente sólo como es necesitado.  Ellos no producen las pérdidas de energía en posición de espera asociada con los calentadores tradicionales de almacenaje, cual ayudará ahorrar los gastos de energía. Los calentadores de agua sin tanque calientan el agua directamente sin el uso del tanque de almacenaje. Cuando la llave es prendida, el agua fría viaja por un caño y a la unidad. Un quemador de gas o un elemento eléctrico calienta el agua.  Como resultado, los calentadores de agua sin tanque entregan un suministro constante de agua caliente. Usted no necesita esperar para que el tanque de almacenaje se llene con suficiente agua caliente.

3.  Reemplace las luces incandescentes.

Un hogar tipo se dedica 11% de su presupuesto de energía en las luces. Las luces incandescentes tradicionales convierten aproximadamente sólo 10% de la energía que ellos consumen en luz, mientras el resto se vuelve en calor. El uso de las tecnologías nuevas de la iluminación, como las luces LEDs (diodo emisor de luz) y lámparas compactas fluorescentes (CFLs), pueden reducir el uso de energía requerido por las luces por 50% hasta 70%. Los avances en los controles de iluminación ofrecen aun más ahorro de energía por reducir la cantidad del tiempo en que las luces están prendidas sin ser utilizadas. Aquí están unos hechos sobre los LEDs y los CFLs:

  • Los CFLs utilizan 75% menos energía y duran alrededor de 10 veces más que las bombillas incandescentes tradicionales. 
  • Los LEDs duran aún más que los CFLs y consumen menos energía.
  • Los LEDs no tienen los partes que se mueven y, a diferencia de los CFLs, no contienen mercurio. 

4.  Cierre y aísle su casa.

Cerrar y aislar su casa es una de las maneras más económicas para hacer la casa más cómoda y eficiente de energía, y usted puede hacerlo su mismo. Una casa ajustadamente cerrada puede mejorar la comodidad y la calidad del espacio interior mientras reduciendo la cuenta de luz. Un auditor de energía InterNACHI puede evaluar la fuga en el envoltorio del edificio y recomendar arreglos que aumentarán dramáticamente la comodidad y el ahorro de energía.

Los siguientes son unos lugares más comunes en donde la fuga se puede ocurrir:

  • los receptáculos eléctricos/salidas eléctricas;
  • las ranuras de buzón;
  • alrededor de los tubos y cables;
  • los acondicionadores montados en las paredes o las ventanas;
  • las trampillas del desván;
  • los tirajes de la chimenea;
  • los sellados inadecuados de las puertas;
  • los rodapiés;
  • los marcos de las ventanas; y
  • las placas.

Porque se sube el aire caliente, es más probable que el aire se escape en el desván. Los propietarios pueden desempeñar una variedad de arreglos y mantenimiento en/a sus desvanes que les ahorran dinero en calentar y enfriar, tal como:

  • Tape los hoyos grandes. Los lugares en el desván en donde haya más fuga es probablemente donde las paredes se encuentran con el piso del desván, detrás de y debajo del triangulo que se forma ahí, y en los áreas de los techos falsos practicables.
  • Cierre los hoyos pequeños. Usted puede hacerlo fácilmente buscando donde el aislamiento se ha oscurecido. El aislamiento que se ha oscurecido es un resultado del aire polvoriento siendo filtrado por el aislamiento antes de escapar por los hoyos pequeños en el envoltorio del edificio. En tiempo frio, es posible que usted vea a unas áreas heladas en el aislamiento causado por aire tibio y húmedo condensando y después congelando mientras se encuentra con el aire frio del desván. En el tiempo caluroso, usted encontrará las manchas de agua en estos mismos lugares. Utilice la espuma expansiva o masilla para cerrar las aberturas de las cañerías de ventilación y los cables eléctricos. Tape los ares con aislamiento después de que la masilla este seca.
  • Cierre el acceso para el desván con los sellados de las puertas. Usted puede cortar una pieza de fibra de vidrio o del aislamiento de cartón rígido de espuma en el mismo talla tal como de la trampilla del desván y pegarlo al detrás del panel de acceso al desván. Si usted tiene las escaleras o la puerta (del desván) que se puede jalar, estos deberían de ser cubiertos en una manera semejante.

5.  Instale las alcachofas/regaderas (de la ducha) eficientes.

Los siguientes sistemas pueden ser instalados para conservar el uso de agua en las casas:

  • las duchas de bajo flujo. Las alcachofas de bajo flujo están disponibles en diferentes tasas de flujo, y algunos tienen un botón de pausa que apaga el agua mientras la bañista se enjabona;

  • los baños de bajo flujo. Los baños consumen 30% a 40% de todo el agua utilizado en las casas, siendo los usuarios más grandes de agua. Reemplazando un baño viejo de 3.5 galones (13 litros) con un baño de bajo flujo y moderno de 1.6 (6 litros) galones puede reducir en promedio 2 galones (7.5 litros) cada tiro de la cadena en su uso de agua, ahorrando 12,000 galones (45,425 litros) de agua por año. Los baños de bajo flujo normalmente tienen “1.6 GPF” marcado en la taza detrás del asiento o adentro del tanque.

  • los baños asistidos por aspiradoras. Este tipo de baños tienen una cámara de aspiradora que utiliza la acción de trasvasar para aspirar el aire del retenido debajo de la taza, dejándola llenarse rápidamente con el agua para limpiar los desechos. Los baños con aspiradoras son relativamente silenciosos; y

  • los baños de doble cisterna. Los baños de doble cisterna han sido usados en Europa y en Australia por años y ahora están ganando la popularidad en los Estados Unidos. Los baños de doble cisterna le permite escoger entre el tiro de 1 galón (o menos) para el desecho líquido, y el tiro de 1.6 galón para el desecho sólido. Los baños de 16 GPF - doble cisterna reducen el consumo de agua por un adicional de 30%.

6. Utilice los aparatos (electrodomésticos) y electrónicos con responsabilidad.

Los aparatos (electrodomésticos) y electrónicos explican por alrededor de 20% de la cuenta de luz para una casa típica en los Estados Unidos. Los siguientes son los consejos que reducirán la energía requerido por los aparatos y electrónicos:

  • Los refrigeradores y congeladores no deberían de estar cerca de la estufa, el lavaplatos o el ventilador de calor, o estar expuestos directamente a la luz del sol. Su exposición a áreas calientes les harán utilizar más energía para mantener su temperatura baja.

  • Las computadoras deberían de estar apagadas cuando no están siendo utilizadas. Si las computadoras no asistidas tienen que estar prendidos, sus monitores deberían de estar apagados. Según algunos estudios, las computadoras son responsables para aproximadamente 3% de todo el consumo energético en los Estados Unidos.

  • Utilice los aparatos y electrónicos eficientes considerados ENERGY-STAR. Estos aparatos, aprobados por la programa ENERGY STAR de la Agencia de Protección Medioambiental y del Departamento de Energía de los Estados Unidos, incluye los televisores, sistemas de cine en casa, reproductores de DVD y discos compactos, receptores, altavoces, y más. Según el EPA, si tan sólo 10% de las casas utilizaran los aparatos eficientes de energía, la emisión de carbono equivalente a 1.7 millones de acres de arboles sería reducida.

  • Los cargadores, tal como aquellos utilizados para los laptops (portátiles) y celulares, consumen energía cuando están enchufados. Cuando no están conectados a los electrónicos, los cargadores deberían de estar desenchufados.

  • Los laptops (portátiles) consumen menos energía que los desktops (ordenadores de mesa).

7. Instale la iluminación natural como una alternativa a la iluminación eléctrica.

“Daylighting” es la práctica de utilizar la luz natural para iluminar el interior de la casa. Esta práctica se puede ser cumplida utilizando los siguientes acercamientos:

  • los tragaluces. Es importante que ellos sean de doble vidrio, sino pueden ser no tan rentable en cuanto a eficacia y costes. Enfocar las luces correctamente es la llave de evitar la fuga;

  • los estantes de luz. Los estantes de luz son aparatos pasivos diseñados para rebotar la luz profundamente hacia a dentro del edificio. Los estantes pueden ser interiores o exteriores. Los estantes de luz introducen la luz a un espacio hasta 2 ½ veces la distancia desde el piso hasta la parte superior de la ventana, y los estantes avanzados pueden introducir cuatro veces esta cantidad;

  • las ventanas Clerestory. Las ventanas Clerestory son ventanas bajas, anchas que se colocan alto en la pared. Protegido del sol de verano por el sobresaliente de techo, ellas permiten el sol de invierno a brillar atravesando para la iluminación natural y tibieza; y

  • los tubos de luz. Los tubos de luz utilizan un lente especial diseñado para amplificar la luz de bajo nivel y reducir la intensidad de la luz que viene del sol del mediodía. La luz del sol es canalizado por un tubo cubierto con un material de alto reflejo, y luego entra el espacio de vivienda a través de un distribuidor diseñado para repartir la luz con regularidad.

8. Aísle las ventanas y las puertas.

Alrededor de un tercio de todas las pérdidas del calor de la casa ocurre a través de las ventanas y las puertas. Las siguientes son unas maneras para reducir la energía pérdida a través de las ventanas y las puertas:

  • Cierre todos los bordes y rajaduras de las ventanas con masilla de cuerda. Esta es la opción más económica y sencilla. 

  • Las ventanas pueden ser selladas con un forro especial que es metido entre la ventana y el marco. Para las puertas, aplique el sellado alrededor del perímetro entero para asegurar un sellado apretado cuando están cerradas. Instale burletes de calidad en el parte debajo de
    las puertas, si no están ya en su lugar.

  • Instale las contraventanas en las ventanas con sólo un vidrio. Un marco de vidrio
    desmontable puede ser instalado sobre la ventana que ya existe.

  • Si las ventanas que ya existen tienen madera dañada o podrida, vidrio con rajaduras, masilla pérdida, marcos que no caben bien, o cerraduras que no funcionan bien, deberían de ser arregladas o reemplazadas.

9. Cocine inteligentemente.

Una cantidad enorme de energía es desaprovechada mientras cocinando. Las siguientes recomendaciones y estadísticas ilustran métodos menos despilfarradores de cocinar:

  • Los hornos de convección son más eficientes que los hornos convencionales. Ellos utilizan ventiladores para empujar el aire caliente a circular con más regularidad, de ese modo permitiendo que la comida pueda ser cocinado en una temperatura más baja. Los hornos de convección utilizan aproximadamente 20% menos electricidad que los hornos convencionales.

  • Las microondas consumen aproximadamente 80% menos energía que los hornos convencionales.

  • Los cacharros deberían de ser colocados sobre el elemento de calentamiento/fuego del mismo tamaño.

  • Utilizando las tapas en las ollas y cacharros calentará la comida más rápido que en las ollas y cacharros descubiertas.

  • Las ollas a presión dramáticamente reducen el tiempo de cocina.

  • Al utilizar los hornos convencionales, la comida debería de estar colocada en el estante superior. El estante superior es más caliente y cocinará más rápido.

10. Cambie su manera de lavar la ropa.

  • No utilice la opción del medio en su lavador. Espere hasta que tenga una carga máxima de ropa, ya que la opción mediana ahorra menos que la mitad del agua y energía utilizado para la carga máxima.

  • Evite usar  la opción de alta temperatura cuando la ropa no está muy sucia. El agua que es 140° F (60° C) utiliza mucho más energía que el agua de 103° F (40° C) de la opción tibia, pero  140° F no es mucho más eficaz para hacer la ropa limpia.

  • Vacíe la pelusa cada vez antes de usar la secadora. La pelusa excesiva no es sólo un riesgo de fuego, sino también alargará la cantidad del tiempo requerido para secar su ropa.

  • Si es posible, seque su ropa al aire en cuernos y estantes.

  • Seque centrifugado o retuerza su ropa antes de ponerla en la secadora.
Los propietarios que toman la iniciativa para hacer estos cambios por lo general descubren que los ahorros de energía valen más que el esfuerzo. Los inspectores de casas InterNACHI pueden hacer este proceso mucho más fácil porque ellos pueden desempeñar una evaluación más extensa de las posibilidades de ahorrar la energía que un propietario promedio.    
 
 
InspectorSeek.com