Inspección de Casetas para Murciélagos

por Nick Gromicko

 

Las casetas para murciélagos son cajas artesanales construidas para brindar refugio a los murciélagos.


¿Por qué un propietario querría instalar una caseta para murciélagos?

  • A medida que el desarrollo de las viviendas  se expande en el hábitat natural de los animales y los bosques desaparecen por  la construcción y la explotación, a los murciélagos se les hace más difícil encontrar lugares naturales para anidar. Las casetas para murciélagos son un refugio para estos mamíferos en crisis.
  • Los murciélagos son un método efectivo, natural y seguro para controlar plagas. Un solo murciélago marrón puede consumir hasta 600 mosquitos, escarabajos y polillas por hora, muchos de los cuales de otra manera pueden terminar en las casas adonde destruyen madera, tela y comida y fastidian a los ocupantes de los edificios y pueden diseminar enfermedades.
  • El anidado en el ático de una casa puede cambiarse por una caseta para murciélagos cercana, evitándole daños a los murciélagos o forzándolos a mudarse.

Requisitos para las Casetas de Murciélagos

  • El interior de la caseta debería ser rugoso y acanalado al menos cada ¼ de pulgada, o tener adosada una malla plástica de polietileno.
  • La caseta debería tener por lo menos 24 pulgadas de alto, 13 pulgadas de ancho y 3 pulgadas de profundidad.
  • La base de la caseta debe tener una abertura para que los murciélagos  puedan entrar y salir; el agujero debería ser entre ¾ de pulgada y 1 pulgada, pero no mayor, para evitar el ingreso de depredadores.
  • Construya la caseta con tornillos para ayudar a prolongar su vida.
  • Calafatee la caseta para mantener a los murciélagos templados y sin humedad. 
  • Ubique la caseta a por lo menos 15 pies de altura y en dirección Sud a Sudoeste (en el hemisferio norte) en una ubicación que reciba por lo menos 6 horas diarias de luz solar. Si la caseta para murciélagos no tiene suficiente luz solar, se la puede pintar  con pintura negra no tóxica, para que la luz solar sea más fácilmente absorbible. Nunca pinte el interior de la caseta.
  • Monte la caseta sobre un garaje, un mástil, un cobertizo o una casa, y asegúrese que no haya obstáculos que no le permitan a los murciélagos entrar a la caseta. También los árboles pueden albergar casetas para murciélagos, siempre y cuando no haya hojas ni ramas que dificulten a los murciélagos encontrar las casetas.

Las casetas de murciélagos pueden fallar debido a las siguientes razones:

  • El interior es liso. Toda la madera interior debe ser rugosa para que los murciélagos puedan aferrarse fácilmente. A menudo las casetas comerciales contienen cribas engrapadas que eventualmente pueden aflojarse debido a la orina y a la condensación.
  • El techo está desprotegido. Los techos a los que le faltan tablillas pueden durar unas pocas temporadas, perdiendo eventualmente su capacidad de retener calor y caer en desuso.
  • La caseta fue armada con clavos y sus uniones están separadas. Las casetas no atornilladas y no selladas pueden deformarse y separarse, provocando una ventilación no deseada.
  • Hay solo una cámara. Los murciélagos prefieren casetas más grandes con un amplio rango de temperaturas que las proporcionan las cámaras múltiples.
  • La caseta es muy grande. Las casetas muy grandes o que poseen demasiadas cámaras pueden superpoblarse y convertirse en insalubres. 
  • Fue construida con planos desactualizados. Los libros, folletos y posters sobre construcción de casetas publicados hace mucho tiempo y que todavía circulan pueden contener información incorrecta.
  • Se utilizó madera reciclada, que puede contener residuos de pesticidas.
  • La caseta para murciélagos tiene insuficiente mantenimiento. Las casetas para murciélagos deberían ser inspeccionadas periódicamente para ver si hay avispas y tablas rotas.
  • La caseta fue mal ubicada. Evite colocar casetas para murciélagos en los siguientes lugares:
    • Zona con sombras, como el caso de aleros de casa o en un árbol;
    • Lejos de un lugar con acceso permanente a agua, como un arroyo o laguna;  
    • Sobre una superficie luminosa, como un tapajuntas o una bandeja usada para juntar guano (heces);
    • Cerca de una fuente de humo;
    • En el camino de vientos fuertes;
    • Adonde pueda ser vandalizado. Si un chico del vecindario sacude la caseta para ver a los murciélagos salir volando, es posible que estos busquen otro refugio en algún lugar; o
    • Cerca de un camino, adonde los murciélagos quedan expuestos al ruido y a los peligros del tránsito.

 

Resumiendo, las casetas para murciélagos son medidas medioambientales útiles si se construyen de manera tal que satisfagan los hábitos de los murciélagos. 


InspectorSeek.com

 

Infecciones por murciélagos

Página de InterNACHI sobre Recursos Ecológios

Más artículos de inspección como este