Eflorescencia para Inspectores

por Nick Gromicko y Ben Gromicko 


La eflorescencia es ese polvo blanco calcáreo que se puede encontrar en la superficie de una pared de  cemento o ladrillo. Puede ser un problema estético, o una indicación de penetración de humedad que puede provocar  problemas estructurales mayores y de calidad de aire interior.


Un inspector de viviendas debería comprender lo que es la eflorescencia a fin de reconocer posibles problemas de humedad.

Indicaciones de Humedad

Eflorescencia (que significa "aflorar" en Francés) se denomina a las sales disueltas depositadas sobre la superficie de un material (como cemento o ladrillo) visible luego de la evaporación del agua que las transportó. La humedad que genera la eflorescencia a menudo procede de aguas subterráneas, pero el agua también puede ser su origen. La eflorescencia por sí misma no es un problema importante, pero puede ser indicativa de la penetración de humedad, lo que puede comprometer el material estrucural.

Materiales de Construcción Porosos

Algunos materiales de construcción, como el cemento, la madera, el ladrillo o la piedra, son materiales porosos. Los materiales porosos pueden absorber o evacuar agua a través de un proceso denominado efecto capilar. A medida que el agua avanza a través del material poroso, las sales pueden extraerse de éste.

Cemento, madera, ladrillo, piedra y mortero son materiales porosos que contienen sales. El suelo en el que estos materiales pueden entrar en contacto también contiene sales. El efecto capilar literalmente absorbe el agua y la transporta a través de los materiales de construcción porosos.

Acción Capilar

Los materiales de construcción porosos  pueden absorber agua a grandes distancias debido al efecto capilar  con un límite teórico de ascenso capilar  de unas 6 millas. Esto significa que puede subir directamente  6  millas. Piense en un árbol y cómo puede  transportar agua desde sus raíces hasta su hojas. Eso es efecto capilar .Y es muy potente. El agregar sal al efecto capilar, puede ser destructivo.

 

 
 

Las sales disueltas por las aguas subterráneas pueden ser transportadas por efecto capilar en suelo poroso. Los materiales de construcción en contacto con el suelo naturalmente absorberán agua para adentro y para afuera. Tome las bases de cemento- generalmente descargan en el suelo sin ninguna ruptura capilar. A veces se lo llama humedad ascendente. Esto es el comienzo de cómo el agua  puede absorber y trepar dentro de la estructura.

Presiones Destructivas

Cuando el flujo capilar de agua aparece en la superficie del material de construcción, se produce la evaporación. A medida que el agua se evapora, va dejando restos de sal. Mientras esta evaporación de flujo capilar continúa, se va incrementando la concentración de sal, lo que genera un desequilibrio, y la naturaleza  detesta los desequilibrios y trata siempre que las cosas vuelvan a su estado de equilibrio. Este es el proceso denominado ósmosis. Para restablecer el equilibrio mediante la ósmosis, el agua se precipita hacia el depósito de sal para diluir la concentración. Esta precipitación de agua crea presiones hidrostáticas enormes dentro del material poroso, y estas presiones son destructivas.

La presión debida a la ósmosis puede generar presiones hidrostáticas increíblemente fuertes que pueden superar la resistencia de los materiales de construcción, incluido el cemento. 

A continuación algunos ejemplos de cómo se trasladan estas presiones:

  • presión por difusión del vapor: 0.3 a 0.5 psi         
  • presión capilar: 300 a 500 psi      
  • presión osmótica: 3,000 a 5,000 psi  

Como se puede ver la lista de arriba, la ósmosis puede generar una presión superior a la resistencia estructural del cemento, que puede ser desde 2,000 psi a 3,000 psi. La acción del agua que precipita hacia la superficie debida a la acción capilar genera fuerza increíbles que pueden provocar  rotura, descascarado y separación.

Resquebrajamiento

Cuando la eflorescencia genera altas presiones osmóticas—mayores que la resistencia del material de construcción —y el material literalmente se desmorona, el daño resultante se denomina resquebrajamiento. La presión hidrostática puede causar resquebrajamiento pero también puede ser provocado por los ciclos de congelamiento-descongelamiento que sufren los materiales de construcción con alto contenido de humedad.

Tanto la eflorescencia como el resquebrajamiento pueden prevenirse con rupturas capilares, como el caso de la instalación de una lámina de polietileno debajo de la losa de hormigón.

Identificando la Eflorescencia 

Los inspectores de InterNACHI deberían saber cómo distinguir  moho de eflorescencia (como correcto), pero es posible que algunos propietarios los confundan. Se puede evitar el gasto de un ensayo de moho si la sustancia en cuestión puede identificarse como eflorescencia.

A continuación algunos consejos que los inspectores pueden ofrecer a sus clientes para que entiendan las diferencias:

  • Apretado entre los dedos, la eflorescencia se pulverizará, no así el moho.
  • La eflorescencia se forma en los materiales inorgánicos, mientras que el moho se produce en materiales orgánicos. Sin embargo, es posible que el moho consuma el polvo sobre el ladrillo o el cemento.
  • La eflorescencia se disolverá en agua, no así el moho.
  • La eflorescencia es blancuzca, amarillenta o amarronada, mientras que el moho puede ser de cualquier color. Si la sustancia en cuestión es púrpura, rosa o negra, no es eflorescencia.
  • Si coloca un trozo de tiza blanca sobre su lengua y tiene gusto salado, probablemente se trata de eflorescencia.

Además de moho, hay otras condiciones que pueden ser el resultado de una humedad excesiva en una residencia:

  • hongos que pudren la madera;
  • daño por agua en el yeso; y
  • efectividad reducida de la aislación.

Los inspectores deberían notar la presencia de eflorescencia en sus informes de inspección porque generalmente ocurre adonde hay humedad excesiva, una condición que también favorece el crecimiento del moho.

 



Prevención y Remoción de la Eflorescencia

Prevención

Un sellador hidrófugo por impregnación puede aplicarse superficialmente para prevenir la entrada de agua. También evitará que el agua viaje a la superficie desde adentro. En climas fríos, este sellador puede provocar que el material se rompa durante los ciclos de congelamiento/ descongelamiento.

  • Durante la construcción de la vivienda, los ladrillos que se dejan a la intemperie durante las noches deberían dejarse estibados y cubiertos sobre tarimas. La humedad de los suelos húmedos y de la lluvia puede ser absorbida por los ladrillos.
  • Instalar cortes capilares, como las laminas de polietileno entre el suelo y el material de construcción, como el cemento.

Remoción

A veces se puede usar agua a presión para remover o disolver la eflorescencia.

  • Para diluir la eflorescencia, puede usarse un ácido, como el ácido muriático. Primero debería aplicarse agua para que el ácido no decolore los ladrillos y evitar cualquier daño adicional a la mampostería. El ácido muriático es tóxico, y debe evitarse el contacto con los ojos 
  • La  eflorescencia puede refregarse simplemente con un cepillo duro.

NOTA: Usar el agua para eliminar la eflorescencia puede causar la reabsorción de cristales en el material anfitrión, y pueden reaparecer posteriormente como más eflorescencia. Si se usa agua para remover la eflorescencia se recomienda secar muy rápidamente la mampostería.

Resumiendo, la eflorescencia es un problema estético, pero indica un posible problema de humedad. Los inspectores deberían conocer cómo las tensiones capilares pueden provocar daños estructurales a los materiales de construcción y educar a sus clientes acerca de la eflorescencia y los posibles problemas de humedad que puede causar.

 

InspectorSeek.com

 

Más artículos de inspección como éste