Edificios Dañados por Inundaciones

por Nick Gromicko

 

Los inspectores deberían estar preparados para protegerse y proteger a sus clientes de los desafíos singulares que se plantean en edificios dañados por inundaciones. 

 


 

Los peligros dentro y fuera de edificios dañados por inundaciones incluyen distintos tipos de riesgos:

  • desarrollo de grandes colonias de moho;
  • colapso del sistema séptico;
  • lesiones por tropezones y caídas;
  • colapsos estructurales; 
  • incendios y explosiones; 
  • materiales y desechos tóxicos con presencia de bacterias en el agua; y
  • peligros de descargas eléctricas.

Consejos útiles en la Inspección

  • Inspeccione el exterior de las edificaciones para ver si hay líneas eléctricas caídas y pérdidas de gas. Las pérdidas de gas  huelen como huevo podrido.  Si sospecha que haya fugas de gas, contacte inmediatamente a la empresa de servicios.
  • Al ingresar a un edificio, mire si la puerta está pegada arriba. Si así fuera, esto quiere decir que el cielorraso está a punto de colapsar. Después de abrir la puerta, párese del lado exterior y retire los escombros caídos.        
  • Calce botas resistentes y con buen dibujo. Según la Cruz Roja Americana, la lesión más común ante un desastre es el corte en los pies. Botellas rotas, clavos, vidrios y otros escombros peligrosos pueden caer al piso, y los escalones pueden estar resbaladizos.
  • Una vez adentro de la vivienda, vuelva a revisar si hay pérdidas de gas. Si siente olor a gas u oye un ruido como un silbido o soplado, abra la ventana y deje rápidamente el edificio. Si puede, cierre el suministro de gas a través de la válvula principal exterior y llame a la compañía de gas desde una casa vecina. Si por alguna razón corta el suministro de gas, solo un profesional debe ponerlo nuevamente en servicio. Nunca utilice llama abierta adentro de una propiedad dañada por una inundación a menos que sepa que el gas ha sido cortado y la casa está ventilada.  A fin de inspeccionar daños, utilice una linterna a baterías o una linterna, y no una llama abierta o un aparato eléctrico en la casa.




  • No utilice aparatos que pueden estar húmedos, a menos que sepa que se hayan desarmado, limpiado y secado.
  • No trabaje solo. Si se lesiona, puede pasar mucho tiempo hasta que sea atendido.  O una radio para poder pedir auxilio, si fuera necesario.
  • Tenga un respirador calificado por HEPA para utilizar en caso de detector gran cantidad de moho. Si usted es asmático o de alguna manera con riesgo elevado a la exposición al moho, abandone el edificio. Otro equipamiento de seguridad del inspector, como lo son los guantes y los guardapolvos, también pueden ayudar a evitar el contacto con moho y otros contaminantes.
  • Examine puertas, ventanas, pisos y escaleras para asegurarse que no hay signos de posible colapso. Detecte yeso o cartón  yeso  suelto, y cielorrasos que pueden caer. También, inspeccione las fundaciones para detectar evidencias de roturas y otros daños estructurales que puedan hacer que el edificio sea inhabitable.
  • Verifique los posibles peligros de incendio, como pueden ser líneas de gas rotas o con pérdidas, circuitos eléctricos inundados, y hornos y aparatos eléctricos sumergidos. Algunos productos inflamables y explosivos pueden moverse aguas arriba. Tenga en cuenta que el fuego es el peligro más frecuente en viviendas luego de una inundación.
  • Detecte daños en el sistema eléctrico, como cables quemados y cortados, y aislaciones quemadas. Puede cortar la energía eléctrica en la caja principal o en el interruptor. Si debe caminar dentro del agua para llegar a la caja principal o al interruptor, llame antes a un electricista para que  lo aconseje. El equipamiento eléctrico debería ser inspeccionado por un profesional calificado y secado antes de volverlo a servicio.
  • Verifique daños en la línea de suministro de agua y cloacas. Si sospecha que el sistema cloacal está dañado, evite el uso de los baños e indique al cliente que llame a un plomero. Si la cañería de agua está dañada, dígale al cliente que llame a la compañía de suministro de agua y evite usar las canillas.
  • Sea precavido al inspeccionar los espacios de arrastre por distintas razones, como la presencia de moho, aguas residuales, amianto, productos químicos, roedores, y el riesgo de colapso estructural.
  • Tenga cuidado  con los animales, especialmente víboras venenosas, que pueden haberse arrastrado durante la inundación hacia adentro de la vivienda. Puede usar un palo para revolver en los desechos y ver si hay bichos peligrosos.

Asesoramiento para Propietarios

  • La comida que ha estado en contacto con la inundación puede estar contaminada y debe tirarse.  Los alimentos enlatados pueden recuperarse si no están abollados o dañados.
  • Esterilice el agua si  es de pureza dudosa. Una manera fácil de hacerlo es hervirla por al menos cinco minutos.  Los pozos de agua que pueden haber sido afectados por la inundación deben bombearse afuera y verificar la pureza antes de beberla.
  • Haga que un profesional calificado reemplace los cables expuestos.
  • Remueva lo que más pueda el barro y el sedimento que ingresó a la casa, paleando y manguereando toda la casa. El barro y el sedimento contienen desechos cloacales y productos químicos de los campos, fábricas, calles y edificios. Descarte artículos, como  colchones y paneles de yeso, que puedan estar contaminados con barro y sedimento.
  • Corte la electricidad de la casa. Hágalo aunque la compañía de electricidad haya cortado la energía en el área.
  • Tome fotografías del edificio y su contenido por cuestiones de seguro.

Resumiendo, los inspectores deberían estar preparados para manejar los riesgos propios de una vivienda dañada por la inundación.

 

InspectorSeek.com  

Equipamiento de Seguridad de un Inspector

Daño por Agua

Más artículos de inspección como éste